Méceme tú que yo no puedo (restauración butacas de madera)

Decoración, Restauraciones

Había terminado un proyecto, la mesa verde creo, y no sabía muy bien que llevarme al taller. A quien le doy un nuevo “vestido”?. Estoy tan acostumbrada a ver ciertos muebles de mi casa que no reparo en su estado hasta que me paro a mirarlos, o hasta que me llaman…

Siempre he visto 2 butacas mecedoras de madera…bueno, realmente mecer mecer, solo mecía una. La otra no la ví nunca como tal porque en algún momento se partió uno de sus arcos mecedores y alguien decidió cortarle los 2 y dejarla como sillón….yo siempre la conocí así,…era el sillón de mi abuela.

En estos últimos años estaban en el dormitorio de mi tía como descalzadoras….pero los años pasan para todos (tendrán unos 50 años) y ya era un peligro sentarse en ellas,…los asientos se habían roto.

Mi tía siempre me decía que con algún tornillo o puntilla se podría arreglar pero la madera del asiento estaba podrida…había muerto. La única solución era llevármelas, desmembrarlas, sustituir piezas, reparar otras, y ya que estamos, darle un toque más actual, más atrevido,…mezclando texturas, colores,….ayyyy, que ya me estaba emocionando.

Bueno, pues al taller llegaron las 2 butacas y como siempre examinar los daños.

 

 

Daños???.Los tenían todos!!. Palos de las estructuras de los asientos completamente rotos, brazos desencajados y vueltos a encajar con escuadras, carcoma en ciertas zonas, múltiples capas de barniz muy deteriorado, tapicería, fea, en mal estado y cinchas rotas,….y son 2!!

La mecedora que no mecía, decidí dejarla así, como sillón…Siempre la conocí así y así seguiría.

Bueno, que no cunda el pánico, vamos a desmontarla. Ya os he comentado en alguna ocasión que si el mueble a restaurar tiene su estructura fuerte nunca hay que desmontarlo. La madera es caprichosa y cuando separamos las piezas luego puede costarnos mucho volver a encajarlas. Pero en nuestro caso las piezas estaban prácticamente sueltas, había que desmontarlas para posteriormente encajarlas debidamente.

Al ir desmontando, peor se mostraba el panorama. Los4palos que formaban el asiento estaba destrozados por la carcoma y se habían roto…irreparables, había que sustituirlos y se los encargué a un carpintero.

 

Las espigas que encajaban los brazos estaban rotas y habían sido parcheadas por escuadras. Habría que crear nuevas espigas y eliminar las escuadras.

 

El tapizado?. Sustituirlo por completo. Las zonas de carcoma, aparte de los palos de los asientos, no eran muchas y decidí restaurarlas.

Una vez desmontadas, guantes y decapar. Ese fue el trabajo de batalla pero lo que llevó mucho más tiempo fueron las múltiples reparaciones que había que hacer.

 

Tratamiento y reparar las zonas dañadas por la carcoma

 

En muchas zonas se habían ido poniendo escuadras para sujetar lo que se iba deteriorando. Como ahora íbamos a conseguir reforzarla de forma natural, había que tapar las zonas donde habían estado dichas escuadras. Trocitos de madera, cola y pasta de madera.

 

Llegó la hora temida de volverá montar las piezas. Coloqué los palos nuevos del asiento, con tubillones hice las veces de espigas en las zonas donde estaban rotas, buena dosis de cola y cuerda fuerte y gatos para lograr que encaje y no se mueva mientras seca.

20160203_120558

No le notáis nada raro?. Yo Tampoco le vi nada extraño…pero eso os lo cuento al final.

Al secar la cola quedaron sujetas y fuertes pero en algunas zonas quedaban huecos. Con trocitos de madera encolada unifiqué las zonas que quedaban separadas. Al secar, se lija todo para igualar y limpiar.

 

Tocaba decidir sus vestidos. A ver Gema, estas butacas han vivido la generación de tus abuelos y de tus padres. Hoy las estoy arreglando para que duren otras generaciones, la mía y los de detrás, el mundo, la moda, las tendencias han cambiado así que si van a formar parte de este mundo actual, de mi mundo, tendrán que amoldarse a él, a mí.

Me gusta combinar estilos y texturas así que decidí teñir la madera con un tinte avellana un poco oscurecido. Quería dejarlas naturales pero con tono, así que posteriormente le di brillo natural con cera oscura.

 

Siguiente paso, prepararlas para el tapizado con cinchas de tapicero y grapas. No veis algo raro?

 

Gomaespuma y guata. Algo raro?

 

El tapizado era donde quería darle mi toque. No me gustan demasiado las sillas tapizadas con la tela de tapicería. Esas telas me encantan pero no para tapizar sillas,…soy un poco rara pero bueno, me apaño.

Según me contaron las butacas tuvieron originariamente asientos de enea. Cuando se deterioró las tapizaron con la polipiel beig con el que yo siempre las conocí. Bastante soso pero la polipiel ha evolucionado mucho y hoy se encuentran en numerosos estampados, colores y texturas. Sí. me gusta pero hay que encontrar la adecuada.

Finalmente me decidí por una textura caimán color berenjena….así, a lo loco total.

Para que un tapizado quede bien hay que hacer un minucioso trabajo previo. Medir, presentar muchas veces sobre la pieza, cortar, volver a presentar…Y a la hora de grapar hay que ir tensando bien y ajustando…es un vestido a medida y entallado.

 

Para ser ya una detallista total y hacer un trabajo fino, forré también el reverso del asiento para que las cinchas no quedasen a la vista

Restauracion butacas de madera

Restauracion butacas de madera

No habéis observado algo raro entre las 2 butacas?. Trabajé en ellas durante 6 meses de taller, viéndolas cada semana y cuando terminé y me las traje a casa mi tía me dice: Gema, los brazos de una están cambiados de posición. El derecho está en el izquierdo y al revés. Cómo????!!!…No me lo podía creer. Y lo peor es que me negaba a dejarlas así, y era consciente de lo bien pegadas que estaban.

Afortunadamente, el cambio fue más fácil de lo que esperaba…fue más grande la pataleta que pillé conmigo misma.

Me llevó 6 meses de taller repararlas. Una mece, la otra hace tiempo que no puede. Hoy forman parte de mi vida diaria. Están fuertes, sanas y tienen un vestido acorde con los nuevos tiempos que van a vivir sin parecer estar disfrazadas. Son atrevidas y serias, fuertes y delicadas, locas y estables,…son como yo quiero ser cuando sea mayor.

20170202_152156

Restauración butacas de madera

20170202_152220

Restauración butacas de madera

Restauración caballo de madera

Restauración caballo de madera…ya no es un caballo

Decoración, Restauraciones

Nuevo año, nuevos propósitos…nuevos proyectos.

Una nueva clienta se presentó con un encargo especial. Tenía un caballito de madera de cuando nació su hijo y quería regalárselo a su nuevo sobrino. El caballo en cuestión tenía ya sus añitos y no estaba en malas condiciones pero era de otra época, de otra moda, de otra generación donde los niños eran celestes y las niñas rosas, donde el cuarto de un bebé sólo admitía nubes y estrellas.

Mi clienta quería “un lavado de cara” pero me dijo las palabras exactas para que mi mente empezara a involucrarme en el proyecto las 24h del día. Me dijo: “Gema, confío en tí, hazle lo que quieras”.  Le contesté con los aplausos del Whatsapp.

Os muestro el caballo tal y como llegó a mis manos.

Restauración caballo de madera

Restauración caballo de madera

Como os he comentado, no estaba en malas condiciones….pero yo lo veía triste, serio, cansado, sin ganas de seguir galopando….como si no estuviese a gusto con su vestido de nubes celestes.

Así que lo primero que hay que hacer es desnudarlo. Los detalles celestes costó bastante quitarlos y utilicé decapante.

Restauración caballo de madera

Restauración caballo de madera

Después un lijado y pintar en blanco

Restauración caballo de madera

Restauración caballo de madera

Bueno, ahora ya parecía más ligero, más joven…pero había que encontrarle su nuevo vestido, su nueva identidad, su nueva….nueva? eso es!!!

Sólo os adelantaré que cuando llamé a la clienta para decirle que ya estaba terminado su trabajo le indique que ya no era un caballo.

No os lo creeis??. Pues aquí os LA presento

Restauración caballo de madera

Restauración caballo de madera

Ahora es una cebra feliz. Tiene volumen, color, mucha personalidad y está deseando salir a galopar con su nuevo dueño. Yo la veo así.

Como siempre os digo, si tenéis algo que merezca la pena por su estado, material o utilidad pero ha dejado de ser actual u os apetece darle otro toque,…siempre se le puede encontrar su vestido. Siempre.

Quizás dentro de unos años me la vuelvan a confiar y la transforme en tigre…uummmm, podría ser.

InventArTe la Decoración de local de negocio

Decoración, Escaparates, Restauraciones

“INVENTArTe, nace con el propósito de convertirse en ‘TU Espacio’; un lugar donde aprender y descubrir tu Arte, donde desconectar del ritmo diario y parar el tiempo. Cada uno tiene “su Arte”, su afición, eso que siempre ha querido aprender y para lo que nunca ha tenido tiempo…”

Con esta filosofía llegó hasta mí este proyecto. Un local comercial a transformar en taller de patronaje de costura, abierto también a clases de guitarra y a todo aquello que pudiese demandar la clientela.

La idea parte de cuatro mujeres que año tras año se reunían para confeccionar sus trajes de flamenca. Ama de casa, arquitecta, fisioterapeuta,…todas con una mente creativa excepcional y capaces de ver, encontrar y crear “arte” en cualquier reto que se propongan.

El espacio a transformar se trataba de un local familiar que estaba cerrado durante varios años. Grande, con baño, paredes blancas y buen escaparate…mucho trabajo pero muchísimas ganas y mucha ayuda de los propietarios.

El reto principal era “vestir” el  espacio con una decoración que reflejase la filosofía y origen del negocio: familiar, actual, ordenado, cálido, práctico,…Su “vestido” estaría hecho a medida, con un patrón estudiado y bien cortado; que le realzase sus formas; con telas vistosas pero no extridentes, y bien ajustadito a su cuerpo y presupuesto.

Pues “a coser” se ha dicho.

Se decidió pintar las paredes de blanco (siempre funciona y da sensación de amplitud, luminosidad y limpieza). El pavimento del local es el clásico gresite blanco. No es de mi gusto ni de los propietarios pero está en buen estado y se decidió mantenerlo hasta mejor ocasión. El suelo del baño sí se sustituyó con lamas vinílicas de color gris oscuro.

Estaba claro que el color y la originalidad había que aportarlo con la decoración basada en el mobiliario.

En nuestro caso, el mobiliario no iba a estar destinado a exponer mercancía, sino que se trataría de mobiliario práctico, tipo mesas, sillas, mobiliario de almacenaje,…el necesario para llevas a cabo las actividades del taller.

Decorar a base de talonario es bastante fácil, lo difícil es hacerlo con un presupuesto ajustado. Esa es mi misión.

Para mí, decorar un negocio es como decorar una casa en el sentido de que uno tiene que ser consciente de las reformas que debería hacer para potenciar la imagen del espacio. Pero una vez que se valoran todas, se pueden aplicar algunas y posponer otras, en función del presupuesto y necesidades.

Los propietarios me comentaros que tenían un piso de alquiler que se les había quedado libre y que iban a deshacerse de todos los muebles. Les comenté que quizás pudiese servir algo para el negocio. No los ví muy convencidos pero echamos un vistazo. Y claro que lo había. No en su estado original, pero sí tal y como yo los ví en mi cabeza.

Aparté una librería, 2 pequeñas baldas/estanterías y en el salón había el típico mueble de hace muchos años para almacenar y poner el televisor. Este

Reciclaje muebles

Reciclaje muebles

Yo me quedé mirándolo y pensé: si le quito las puertas y lo divido en módulos me queda algo parecido a los muebles de módulos de almacenaje de Ikea. Tuneándolo de alguna manera puede resultar. Dicho y hecho.

Con ayuda de una de las propietarias dividimos el mueble y nos quedamos con el módulo inferior y el superior derecho. Siguiente paso, quitarle las puertas.

Reciclaje muebles

Reciclaje muebles

Cuando lo vimos así, desnudo, se nos ocurrió que se podría transformar en un mueble de recepción. No era necesario tener un sitio donde sentarse y tener un ordenador. Sólo un mueble donde atender a los clientes que quieran informarse y donde tener a mano las fichas e información necesarias. Era perfecto.

Apliqué cola y lo reforcé.  El panel que estaba en su trasera se apuntilló en la parte delantera dejando a la vista los 2 huecos superiores. Así todos los módulos quedaban fuera de la vista y a mano de la persona encargada de la tienda. Se compró un papel adecuado en tonos madera, blanco y gris azulado y con él se forró el panel frontal. Se taparon los agujeros de los tornillos de las puertas y se pintaron los cantos de gris. Para la base del mostrador? se utilizaron lamas vinílicas del suelo del baño que habían sobrado. Los laterales del mueble se forraron de papel gris.El último toque?…Hace años el local había sido una marquetería y allí quedaban algunos marcos. Uno de ellos, tamaño XXL resultó perfecto para encuadrar el panel frontal. Qué os parece?

20160424_175410-1

Reciclaje muebles

20160425_211355-1

Reciclaje muebles

 

Reciclaje muebles

Reciclaje muebles

Con los mismos papeles se forró el módulo inferior, el panel trasero de la librería y las pequeñas estanterias.

Reciclaje muebles

 

 

 

Reciclaje muebles

 

 

La puerta del baño estaba un poco deteriorada y se forró con papel de pared gris.

Para las mesas donde se colocarían las máquinas de coser se utilizaron 3 tableros forrados con un vinilo blanco veteado de gris y los caballetes se pintaron del mismo color.

screenshot_2016-09-19-09-37-06-2

Reciclaje muebles

Para las mesas de corte se actualizaron 2 mesas de dibujo utilizando el mismo vinilo.

screenshot_2016-09-19-09-36-50-2

Reciclaje muebles

Se compraron mesas amplias blancas y sillas en negro. Paredes blancas y todo el mobiliario unificado en tonos madera, gris y blanco,…algo de naranja, por qué no?

“Burros” con perchas para los patrones, papeleras, pizarra,…un corcho gigante “pongotodo” original y creativo.

screenshot_2016-09-19-09-37-01

Decoración de negocio

Decoración de negocio

Decoración de negocio

El mostrador, a la entrada. Detrás la zona de impartición de las clases, en primer plano a la vista incluso desde la calle. A continuación las máquinas de coser y las mesas de corte. Al fondo, fuera de la vista, una zona de probador,…todo facilitando la circulación y la visibilidad.

En la zona del mostrador, encima del mueble, a la vista, estaría toda la información de los cursos y del taller. En la pared de detrás necesitábamos algo decorativo pero que llamara la atención del cliente. Buscando, buscando, encontré algo curioso, llamativo y que quedaría elegante: fotos de actores/actrices famosos haciendo labores.

 

Decoración de negocio

Decoración de negocio

Qué faltan aún detalles?, por supuesto, pero cuando estrenas negocio es como cuando estrenas casa,…no hay que agobiarse porque no tengas hasta el último jarrón…

Ahora le tocaba el turno al escaparate.

El escaparate de INVENTArTe consiste en una cristalera con perfilería de aluminio de 1,20 de ancho x 2m de alto a 50 cm del suelo. A esos 50 cm no había BASE alguna. Era necesario colocar una tarima a la altura de la perfilería en  la que  poder asentar nuestro decorado.

Solución económica y efectiva? Las mesas cuadradas auxiliares de Ikea: Tienen 50 cm de alto lo que nos proporcionó la altura justa hasta la perfilería. Perfecto. Peeeero, nos quedamos cortas y habría que haber comprado 3 mesas en lugar de 2.

No pasa nada. Cuando se juntan las mentes de una arquitecta, una fisioterapeuta y una abogada, no hay problema que se resista. Solución: una caja de cartón.

Para unificarlo con la decoración interior se forró la base con el papel utilizado en los muebles.

Decoración de negocio

Decoración de negocio

Nuestro escaparate  también carecía de FONDO o trasera. Había que colocar algo pero debía ser muy sutil ya que el negocio va a ser un taller de patronaje, de costura, de guitarra, donde l@s alumnos estarán practicando y los profesores impartiendo clases dinámicas y ese es precisamente el producto que se vende. Habrá que crear un fondo o trasera pero que permita ver la tienda incitando y facilitando la entrada del cliente….Que tal una cortina de tul??.

 

 

Decoración de negocio

Decoración de negocio

Nuestra base ya llegaba a la perfilería pero aún así resultaba de una altura muy baja. Para subirla un poco más y poder jugar con distintas alturas pinté y envejecí unas cajas de fruta. Formarían parte de la base y podía hacer una pequeña composición.

 

Ahora había que crear la “llamada de atención”, atraer al transeúnte.

La decoración sólo está limitada por la imaginación del escaparatista. Y por supuesto es la fase en la que más disfruto.

A ver Gema, “en INVENTArTe no se venden artículos determinados, se “venden” clases tutorizadas sobre diferentes aficiones o Artes, demandadas por el mismo público interesado. Actualmente, están activos los cursos de patronaje y de guitarra, por lo que el escaparate puede tratar sobre costura y música”. La parte de costura me parecía que me daba más ámbito para ser imaginativa. “Costura,….hilos, botones, alfileres,….no se van a ver en el escaparate. Peeero,…y si los hago…gigantes!!. Puede funcionar!

Decidí hacer alfileres, un cojín donde clavarlos, botones, una canilla y bobinas de hilos,…todo tamaño XXL.

Para los alfileres utilicé agujas de acero finas de punto; para los botones, platos de madera; para la canilla, un enrollador de cable y para las bobinas , estuches de botellas.. No os lo imaginais?.  Os lo enseño.

 

 

 

 

Llamativo verdad?. Pero quería darle un giro más. “Costura? Imaginación? Fantasía? Cuentos?….Cenicienta? Ratitas costureras??…Por que no?”

Las ratitas estarían mezcladas con los elementos de costura  y de guitarra, utilizándolos dentro de ese mundo gigante que iba a ser el escaparate de INVENTArTe.

Decoración de negocio

Decoración de negocio

20160912_213818-1

Decoración de negocio

20160912_214011-1

Decoración de negocio

20160912_214000-1

Decoración de negocio

20160912_213839

Decoración de negocio

20160912_213724-1

Decoración de negocio

20160912_204121-1

Decoración de negocio

20160912_204141-1

Decoración de negocio

Desde el principio quedó claro una cosa: no hay niñ@ que se resista a estas caritas blancas con bigotes y todo niñ@ siempre va acompañado de un adulto,….ves la relación??

 

Excepto las ratitas, todo lo elaboré ARTEsanalmente, era mi participación en un taller que comparte mi idea de que todos necesitamos un sitio, un recreo,..un espacio,…tu espacio en el que INVENTArTe.

Por cierto, puedes encontrarlos en:

 

INVENTArTe Tu Espacio. ‘Si puedes imaginarlo, puedes crearlo’.

C/ Palma del Rio, 16. Sevilla. 687 98 13 89

 

Dorando voy…(Restauración con pan de oro)

Decoración, Restauraciones

La moda en los elementos decorativos, igual que los peinados y la ropa, va por épocas….e igualmente, todo vuelve.

L@s que ya tenemos unos añitos hemos visto siempre en el salón de nuestros padres el típico espejo grande y cuadros ovalados dorados (cornucopias). A todos nos suenan, sobre todo porque actualmente está muy de moda combinarlos con elementos más modernos.

Siempre los he tenido en el salón pero nunca me paré a ver el mal estado en que se encontraban.

Tenían varios desconchones y el pan de oro había desaparecido en ciertas zonas. La crestería superior del espejo estaba rota,…habían dejado de brillar.

Peeero, esta técnica es la de dorar con pan de oro,…eso tiene que ser muy difícil no?. Pues como casi todo hay que intentarlo para averiguarlo así que lo consulté a mi profesora y me los llevé al taller.

Así es como llegaron.

Cuadros

 

Espejo

Lo primero es encolar todas las grietas visibles para evitar que siga desprendiéndose el dorado original. En este tipo de restauración se dora únicamente lo que se ha perdido, manteniéndose siempre lo que se pueda del original.

Donde faltaban piezas, los desconchones, se reconstruyen con pasta blanca. Igualmente se rellenan las grietas. Cuando está seca se lija suavemente para darle la forma original.

El espejo tenía la cresta superior rota y vencida por el paso de los años. Cola y cuerda para forzarla fuertemente hasta lograr llevarla a su forma original.

Restauración con pan de oro

Restauración con pan de oro

Ahora llegó el momento de utilizar el pan de oro.

El librillo de pan de oro no es caro, el “falso” me refiero, mixtión, varias brochas o pinceles suaves, goma laca, polvo de talco y mucha mucha paciencia.

Un consejo para antes de comenzar es espolvorear polvo de talco en tus manos, alejarte de las corrientes de aire y sobre todo no estornudar!. ..créeme, las láminas son muy finas y delicadas y parecen tener vida propia.

Impregnas las zonas a dorar con mixtión. Este es el producto que pegará el pan de oro a la pieza. Cuando esté mordiente, esto es prácticamente seco pero que aún resulte pegajoso al tacto, es el momento de empezar a colocar las láminas.

Pégalas con cuidado, pero no hace falta que cubras al cien por cien la superficie. Además de que es difícil, esas imperfecciones aportan una impresión de antigüedad a la vez que se deja ver la pintura roja de debajo.

Cuando hayas cubierto toda la superficie deseada, repasa con un pincel seco, suavemente, para quitar las partes superpuestas (que no se pegan) y los restos de pan de oro.

Si para pulir el nuevo dorado no tienes el instrumental adecuado, utiliza un trapo limpio o algún elemento con punta redondeada.

Para unificar el color de el nuevo dorado con el antígüo yo utilicé un poco de tinte. También puedes utilizar patina

Da una mano de goma laca para fijar bien el pan de oro y evitar que se desprenda y deja secar completamente.

Listo.

 

El dorado ha tenido momentos más o menos populares en toda la historia del mueble, pero es raro no encontrar alguna pieza con esta terminación en casi todos los hogares. El secreto está en cuidarlos porque, sin abusar, siempre quedarán bien en cualquier decoración. Son “un fondo de armario”.

Mi cofre del Rey Melchor. (Restauración arca de madera)

Decoración, Restauraciones

Como todo el mundo yo cometo y he cometido muchos errores.

Siempre me gustó cambiar las cosas modernizándolas o incluso dándoles un aspecto envejecido.

Con el paso del tiempo reconozco que no todo quedó bien o no seguí el camino acertado, no todo lo “Vestí” con el traje adecuado, aunque en su momento sí me lo pareciera.

Entre los “tesoros” de mi casa hay 2 piezas tasadas en 300 años de antiguedad: Un arca tamaño baúl y otra más pequeña tamaño cofre.

La pequeña está desde hace muchos años en la estantería de mi dormitorio. Hace tiempo la cogí y decidí que estaba muy sosa y estropeada y que le iba a dar vida y alegría.

Me apetecía probar la técnica del troquelado. Esta te permite “quebrar” una pintura provocando que sea visible el segundo color que has puesto debajo.

Bueno, pues ahí estaba yo con mi gran dosis de vida y alegría y pinté mi arca de 300 años de dorado!! (incluido todo el interior y el cerrojo) y de azul troquelado!!!…Toma vida y alegría!!.

En su momento me encantó la idea y oye, para gustos los colores pero con el tiempo y gracias a mi trabajo con los muebles me he dado cuenta de que cada uno te pide un vestido y que no debes disfrazarlo.

Así que hace unos meses cogí mi arca disfrazada de cofre del Rey Melchor y me la llevé al taller. Así llegó..

 

20160112_175949

Restauración arca de madera

20160112_175938

Restauración arca de madera

Restauración arca de madera

Restauración arca de madera

Pues a decapar para sacar capas y capas de dorado.

IMG-20160127-WA0000

Restauración arca de madera

El arca para tener la edad que tiene no estaba muy deteriorada. Sólo había que decapar, limpiar los metales del cerrojo y de los empalmes que hacen las veces de bisagras (en aquella época no existían) y tapar desperfectos y golpes con pasta de madera.

No fue un proceso demasiado largo. Con paciencia fue resurgiendo aquella arca que un antepasado trajo a la familia.

20160203_130427

Restauración arca de madera

20160203_130338

Restauración arca de madera

Lijar y llegó la hora de decidir el color del tinte. No quería cometer otra vez el mismo error y disfrazarla. Me gusta ser atrevida con los colores, no todos los muebles de madera tienen que ser marrones, pero en esta ocasión mi arca era una “señora muy mayor”, con arrugas e historia. Su “vestido” tenía que ser su propia piel, su propia madera, el color no podía esconder su aspecto. Tenía que resaltar por ella misma.

Me decidí por un tinte color pino-miel. Ya sabéis: Primero muy diluido en agua para ir probando el tono y luego añades más tinte a tu gusto o añades número de capas.

Luego encerar y pulir para sacar el brillo natural y listo.

20160511_133032

Restauración arca de madera

20160511_133020

Restauración arca de madera

20160511_132951-1-1

Restauración arca de madera

20160511_132912-1

Restauración arca de madera

20160511_132854-1

Restauración arca de madera

20160511_132813-1

Restauración arca de madera

Mi padre recuerda siempre haber visto esta arca en casa de sus abuelos, ellos decían que era de los suyos pero que estos también la habían heredado,…

Hoy cuando la miro, puedo ver toda esa herencia porque ya no tiene el disfraz de rey Melchor, luce como una espléndida señora de 300 años que tendrá mil historias que contar, que no esconde sus arrugas y que se viste acorde a su edad y estilo….no creo que yo llegué igual a su edad…yo estaré mejor aún!

No es una cajita marrón.

Decoración, Restauraciones

Tener una antigüedad en casa no siempre significa tener aparatosos muebles.

Muchas veces tenemos pequeños adornos y accesorios que eran de nuestros padres y abuelos y que no vemos su valor por que ha sido pintado en varias ocasiones y estamos acostumbrados a su presencia sin darle importancia.

Me había quedado sin nada para llevarme al taller y le consulté a mi cuñada que últimamente era mi “proveedora”. Me dijo: “Llévate el arca en miniatura que tengo en la entrada…donde dejo las llaves”. Yo dije: “qué arca?. Tú dejas las llaves en una cajita marrón”.

Me la trajo y efectivamente ella tenía razón cuando me paré a verla. Era una miniatura de un arca que en su día debió servir de joyero porque dentro tenía un espejo. Pero cuando yo la miraba en todos estos años sólo apreciaba una cajita marrón de madera.

Estaba fea y sosa pero su estado era muy bueno. No había que hacer reparaciones así que guantes y decapar.

A medida que fue renaciendo la madera original, parecía que respiraba.

Las patas llevó más tiempo decaparlas porque no son lisas y normalmente los trozos pequeños son más laboriosos que los grandes.

Pero con paciencia y tiempo todo quedó limpio. El cerrojo y las bisagras también fueron limpiadas de la pintura y quedaron en el metal original.

Ahora tocaba lijar y teñir.

Quería un color elegante pero no quería oscuridad. El arca ya había estado muchos años en un “mundo marrón”. Me decidí por el color burdeos pero muy diluido, para que quedase clarito.

Luego el posterior encerado y listo.

Hoy luce en la entrada conteniendo las llaves y todo el mundo reconoce en ella un arca en miniatura, no una cajita marrón.

 

Qué me pongo?…y me puse contenta!

Decoración, Restauraciones

Qué me pongo? Creo que me he hecho está pregunta todos los días de mi vida desde q era pequeña.
Esto no me gusta, esto no me queda bien, esto no pega…os suena verdad? Indecisiones, dudas, aburrimiento….
Con los muebles y la decoración en general puede pasarnos un poco lo mismo pero en este aspecto me siento segura, creativa y atrevida.
Mi cuñada quedó encantada con la transformación de su caja de herramientas…tanto q creo que le metí un poco el venenillo en la sangre y un día me dijo..”Gema, mi padre tiene por allí una mesa que no debe ser muy antigua pero está muy estropeada y sosa. Es de tipo mesilla para poner el teléfono y la mía es muy fea…podrías ponerla a juego con la caja?”
Cuando la trajo vi q sí q estaba muy deteriorada y aburrida pero sabía que saneándola y poniéndole un vestido verde como la caja quedaría preciosa.
Está era la mesa antes de ponerse la ropa adecuada


Lo primero decapar la vieja pintura para ver “que tipo tiene”. Antes le quite el viejo tablero. Era de muy mala calidad y estaba abombado. Habría q sustituirlo.
Como apreciais en la foto, tenía algo de carcoma. Ea, pues tratamiento, consolidante y rellenar con palillos de dientes como ya os he comentado en otras ocasiones. Luego lijar y tapar algún arañon con pasta de madera.
Pues sí “la muchacha tenía buen tipo” y ahora había que ponerle su vestido.


En este caso estaba claro. El mismo tinte de la caja pero al no ser la misma madera había q conseguir la proporción de tinte adecuada para lograr el mismo tono.
Probando con distintas mezclas quedó igual. Con el posterior encerado lució espléndida. Cuando tocas un mueble encerado te resulta un tacto igual a un vestido de seda.


Ahora había q solucionar el tema de su balda. Sustitui el viejo por uno nuevo cortado a medida. Coloqué unos pequeños listones para sujetarlo y forre el tablero con el mismo papel que había utilizado para el pequeño cajón d la caja. Perfecto.

20150801_103535

Restauración mesa

20150801_123357

Restauración mesa

20150801_123214

Restauración mesa

20150801_123335

Restauración mesa

Mi cuñada quedó encantada y yo…no sabía qué ponerme…y me puse contenta!

Llévame a un trastero

Decoración, Restauraciones

Hoy quiero empezar con una confesión…sí lo importante es reconocerlo y ser sincera:

“Hola, me llamo Gema y soy feliz en un trastero”.

Que le vamos a hacer?, a cada uno nos da por una cosa. No me lleves de rebajas, ni al cine…llévame a un trastero de cosas aparentemente inservibles, desfasadas,…déjame rebuscar y seguro que algo me llevo.

El padre de mi cuñada tiene una especie de almacen-trastero en el campo donde recopila un poco de todo. No lo he visitado (desgraciadamente) pero mi cuñada siempre dice que la mitad no sirve para nada….hasta que un día en el que hablábamos de la necesidad que tenía de espacio de almacenaje le comenté que echara un vistazo a las cosas que guardaba su padre y que yo pensaría cómo amoldarlo a su decoración.

Me dijo: “Gema me he traido una antígua caja de herramientas de la Renfe.…Sinceramente no tenía ni idea de lo que me estaba hablando ni en que consistía pero nada más verla me encantó, no en su estado actual,….sino que la VI en sus numerosas posibilidades.

Restauración caja de madera

Así me la presentaron en foto, pero cuando llegó a casa ya estaba enamorada de ella. Me la llevé al taller y la examiné bien.

Daños? Múltiples capas de pintura muy deteriorada, metales oxidados, madera agrietada en ciertas zonas, manchas de grasa en su interior,….

Pues a ponerse los guantes y decapar.

La pintura estaba muy seca y eso facilitó bastante el decapado y el interior estaba en madera natural. Tras rellenar las grietas con pasta de madera y posterior lijado, llegaba el turno de limpiar de pintura y de óxido los metales. Guantes, producto especial y mucho mucho frotar.

Ahora llegaba el turno de decidir cómo iba a “vestirla”. En esta ocasión era un encargo de mi cuñada para su salón. Quería que funcionase como espacio de almacenaje y que rompiese con sus muebles clásicos de caoba….”Ummmm, y siii…le coloco unas pequeñas ruedas?. Permitiría desplazarla fácilmente y podría usarse también de mesita auxiliar o incluso de asiento improvisado. Color?…a los marrones les combina muy bien los verdes…verde? demasiado choque…verde azulado?…podría ser….y por dentro?. También en verde es exagerado…mejor un avellana o miel”

Los tintes que me gusta tanto utilizar cuando trabajo con madera natural, limpia y que tiene una veta bonita, tienen la ventaja de que te permite ir haciendo pruebas empezando por proporciones más disueltas en agua e ir oscureciéndolas con más cantidad de tinte o incluso con otros hasta lograr el color deseado. Mirad:

El contraste del tinte azul muy diluido con el amarillento de la madera hace salir un verde muy matizado de color en sus diferentes vetas. 2 manos, la segunda con el tinte un poco más puro y me decidí por el color que resultó.

Paso final? como siempre pulir e hidratar con cera.

20150609_210203

Restauración caja de madera

20150609_210234

Restauración caja de madera

Las ruedas no se aprecian en la foto pero resultó un complemento de lo más práctico.

Las manchas de grasa que se aprecian en el pequeño compartimento de arriba no fui capas de hacerlas desaparecer del todo y afeaban demasiado. Solucionado con papel de pared..le da “un toque”.

20150624_211118

Restauración caja de madera

20150624_211217

Restauración caja de madera

Ayer, este mueble era una caja de herramientas de la Renfe. Viajó y la importancia sólo la tenía aquello que transportaba. Dejó de ser útil y acabó arrinconada. Hoy es un mueble en un salon actúal, sirve de almacenaje, mesa y asiento según la ocasión gracias a sus nuevas ruedas, da ligereza al estilo clásico y monocromático. Vuelve a ser útil y quedó genial.

Seguramente más de la mitad de las cosas que se guardan sean para tirar….pero no me lleves al cine…llévame a un trastero.

 

100 años de mesa

Decoración, Restauraciones

Siempre he sabido que esta mesa que os presento hoy era de los abuelos de mi padre, mis bisabuelos. Nunca me llamó demasiado la atención hasta que empezó mi afición a VER los muebles y descubrí que debajo de tanto barniz “dormía” la típica mesa de cocina que tantas veces hemos visto de pequeños de formica con un pequeño cajón. Ésta, al tener tantos años, es de madera…la formica aun no existía.

Nunca estuvo en la cocina. Al tener un diseño clásico siempre la miraba en el despacho o en la pared del comedor y con una tapa de formica que mi padre le colocó encima de la original porque estaba en malas condiciones.

Así la miré siempre hasta que me paré a verla.

1

Restauración mesa de madera

2

Restauración mesa de madera

A diferencia de otros muebles de la misma época, esta mesa no tenía carcoma. Sólo había que quitarle todo el barniz que tenía acumulado, tapar imperfecciones, reforzarla, quitarle la tapa de plástico y recuperar la original…había que dejarla respirar.

Así que empecemos como siempre colocándome los guantes y decapando hasta llegar a la madera limpia. Al decapar la tapa original, descubrí que realmente eran dos paneles unidos, que era de madera distinta a la mesa, de peor calidad y que aparte del barniz, había sido negra y de diferentes marrones.

Una vez limpia, había que lijar para igualar y dar suavidad. Esta restauración la hice en casa y no se cómo no me echaron con la manta de polvo que levanté…pero bueno, así resurgió.

Hasta que no miro un mueble en su estado original, no decido cómo voy a terminarlo. Cada uno pide una cosa distinta.

El cajón. Al decaparlo descubrí que originalmente había tenido 2 tiradores, no 1 en medio como supongo que alguien le colocaría y su interior estaba rajado y feo. Tenía un papel precioso por ahí guardado que podría quedarle bien. Y buscaría unos tiradores bonitos, 2, como su original.

Esta mesa, su estructura, tenía una madera muy bonita llena de vetas por lo que decidí dejarla en su estado natural, sólo la hidrataría con cera. Pero la tapa tenía muchas imperfecciones y sólo las podría disimular con pintura.

Me gusta mucho el contraste que hace el combinar el blanco con la madera natural así que decidí aplicarlo aquí. Pero como no quería que pareciese una mesa recien comprada en Ikea, la repasé con lija después de pintarla para que resultase más ligera.

Faltaban los tiradores. Compré 2 tipo concha y un embellecedor de cerradura para tapar y disimular el agujero de enmedio que se añadió sabe Dios cuando.

2014-08-30 20.54.39

Restauración mesa de madera

2014-08-30 20.55.41

Restauración mesa de madera

Esta es hoy mi “nueva mesa”…quien diría que tiene más de 100 años??

Trasformación armario ropero

Tú miras, yo veo

Decoración, Restauraciones

El verbo mirar significa que diriges la mirada en una dirección. El verbo ver implica que miramos y además prestamos atención a lo que miramos. Para mirar es necesario que se den las condiciones físicas necesarias, como por ejemplo que haya luz suficiente y que el objeto se encuentre a una distancia razonable. Para verlo, además de las condiciones físicas, debemos hacerle caso, prestarle atención, utilizar nuestra cabecita.

Ejemplo: vamos por la calle y al lado de los contenedores, en una obra, en una tienda en liquidación, en varios sitios,…MIRAMOS muebles que necesitamos pero que no decidimos cogerlos o adquirirlos a un precio más que razonable, por la simple razón de que no son del color que tenemos en mente o los tiradores no nos gustan,….NO VEMOS más allá de lo que tenemos delante.

No voy a decir que tengo un don, claro que no, pero a fuerza de VER transformaciones de muebles, me resulta muy fácil VER muebles actuales y útiles donde otros MIRAN muebles sucios y desfasados.

Es el caso del ropero que os enseño hoy.

Hace unos días os conté una historia bastante parecida. Mis amigos se mudaban de piso y me llamaron para MIRAR los muebles que ocupaban el piso antes de empezar la obra para decidir si algo merecía la pena.

MIRÉ y MIRÉ y aparté dos cosas: cinco sillas antíguas que os conté en de ancianas a niñas y un ropero.

Lo que mis amigos miraban era un armario-ropero marrón y soso con mucho polvo.

Lo que yo veía era un armario-ropero fuerte, con un tamaño apropiado para el dormitorio de los niños, de estilo clásico, que podía fácilmente ser blanco, forrado por dentro con un papel bonito, con otros tiradores,…mil posibilidades. “Nos lo quedamos!!”.

Os presento el ropero. Míralo e intenta verlo.

Trasformación armario ropero

Mis amigos confiaron en mí y me puse manos a la obra.

Tal y como me había parecido al principio, el ropero estaba en muy buen estado. No había carcoma ni partes rotas. Primer paso: desmontar puertas, quitar tiradores, cerraduras y bisagras. Posteriormente, lijar suavemente toda la superficie para un mejor agarre y aspecto final de la nueva pintura. Estos dos pasos son los más aburridos. Una vez que empiezas con la pintura y colocas de nuevo las bisagras y cerraduras (“todo encaja, menos mal”), va renaciendo un nuevo mueble y cada vez te motiva más ir dándole forma.

El color estaba claro desde el principio: blanco. Necesitó 2 capas de pintura para cubrir del todo el color marrón inicial. Por dentro sólo dí 1 porque sobre la marcha decidí forrar todo el interior de papel, excepto las puertas.

Sólo con la pintura blanca, ya parecía otro armario, podía haberlo dejado así y hubiese resultado perfecto, pero….Y siiiii….lo personalizamos??”.

Pues claro que sí. Con papel de pared forré todo el interior, incluido cajones

Personalmente me encanta utilizar papel de pared. Proporciona siempre un aspecto muy elegante y cuidado. No hay que tenerle miedo a su colocación. Mi consejo es utilizar cola vinílica y papeles con grosor para evitar arrugas…bueno, y un poquito de cuidado, claro. Existe un amplio abanico de tipos, estampados y precios de papel donde poder elegir. Estas pequeñas flores nos resultaron elegantes y con el toque justo de clásico para evitar que pasara de moda con el paso de los años.

Esto marchaba bien….”peeeero voy a darle mi toque final”. El armario estaba destinado a ser el ropero del dormitorio de los niños y quería que cada uno tuviese claro cual era su parte, su espacio. Los nombres de ambos niños empiezan por M…busqué la letra en madera, las forré de papeles distintos…y las coloqué en las llaves de las cerraduras.

Trasformación armario ropero

Listo!!. En un par de días apareció lo que yo VI al mirar aquel ropero marrón. Hoy es el ropero de los hijos de mis amigos, tal y como lo buscaban o mejor porque se hizo a su gusto, en función de sus necesidades y siempre bajo la aprobación de su hija mayor…

Trasformación armario ropero

Trasformación armario ropero

Trasformación armario ropero

Trasformación armario ropero

Si tienes algún mueble u objeto de decoración en casa y estás aburrido de tenerlo, ha quedado desfasado o sigue siendo necesario pero no se amolda a tu decoración o necesidades actuales…Párate….créeme,…acabarás diciendo “yo lo veo”.