100 años de mesa

Decoración, Restauraciones

Siempre he sabido que esta mesa que os presento hoy era de los abuelos de mi padre, mis bisabuelos. Nunca me llamó demasiado la atención hasta que empezó mi afición a VER los muebles y descubrí que debajo de tanto barniz “dormía” la típica mesa de cocina que tantas veces hemos visto de pequeños de formica con un pequeño cajón. Ésta, al tener tantos años, es de madera…la formica aun no existía.

Nunca estuvo en la cocina. Al tener un diseño clásico siempre la miraba en el despacho o en la pared del comedor y con una tapa de formica que mi padre le colocó encima de la original porque estaba en malas condiciones.

Así la miré siempre hasta que me paré a verla.

1

Restauración mesa de madera

2

Restauración mesa de madera

A diferencia de otros muebles de la misma época, esta mesa no tenía carcoma. Sólo había que quitarle todo el barniz que tenía acumulado, tapar imperfecciones, reforzarla, quitarle la tapa de plástico y recuperar la original…había que dejarla respirar.

Así que empecemos como siempre colocándome los guantes y decapando hasta llegar a la madera limpia. Al decapar la tapa original, descubrí que realmente eran dos paneles unidos, que era de madera distinta a la mesa, de peor calidad y que aparte del barniz, había sido negra y de diferentes marrones.

Una vez limpia, había que lijar para igualar y dar suavidad. Esta restauración la hice en casa y no se cómo no me echaron con la manta de polvo que levanté…pero bueno, así resurgió.

Hasta que no miro un mueble en su estado original, no decido cómo voy a terminarlo. Cada uno pide una cosa distinta.

El cajón. Al decaparlo descubrí que originalmente había tenido 2 tiradores, no 1 en medio como supongo que alguien le colocaría y su interior estaba rajado y feo. Tenía un papel precioso por ahí guardado que podría quedarle bien. Y buscaría unos tiradores bonitos, 2, como su original.

Esta mesa, su estructura, tenía una madera muy bonita llena de vetas por lo que decidí dejarla en su estado natural, sólo la hidrataría con cera. Pero la tapa tenía muchas imperfecciones y sólo las podría disimular con pintura.

Me gusta mucho el contraste que hace el combinar el blanco con la madera natural así que decidí aplicarlo aquí. Pero como no quería que pareciese una mesa recien comprada en Ikea, la repasé con lija después de pintarla para que resultase más ligera.

Faltaban los tiradores. Compré 2 tipo concha y un embellecedor de cerradura para tapar y disimular el agujero de enmedio que se añadió sabe Dios cuando.

2014-08-30 20.54.39

Restauración mesa de madera

2014-08-30 20.55.41

Restauración mesa de madera

Esta es hoy mi “nueva mesa”…quien diría que tiene más de 100 años??

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s