Trasformación armario ropero

Tú miras, yo veo

Decoración, Restauraciones

El verbo mirar significa que diriges la mirada en una dirección. El verbo ver implica que miramos y además prestamos atención a lo que miramos. Para mirar es necesario que se den las condiciones físicas necesarias, como por ejemplo que haya luz suficiente y que el objeto se encuentre a una distancia razonable. Para verlo, además de las condiciones físicas, debemos hacerle caso, prestarle atención, utilizar nuestra cabecita.

Ejemplo: vamos por la calle y al lado de los contenedores, en una obra, en una tienda en liquidación, en varios sitios,…MIRAMOS muebles que necesitamos pero que no decidimos cogerlos o adquirirlos a un precio más que razonable, por la simple razón de que no son del color que tenemos en mente o los tiradores no nos gustan,….NO VEMOS más allá de lo que tenemos delante.

No voy a decir que tengo un don, claro que no, pero a fuerza de VER transformaciones de muebles, me resulta muy fácil VER muebles actuales y útiles donde otros MIRAN muebles sucios y desfasados.

Es el caso del ropero que os enseño hoy.

Hace unos días os conté una historia bastante parecida. Mis amigos se mudaban de piso y me llamaron para MIRAR los muebles que ocupaban el piso antes de empezar la obra para decidir si algo merecía la pena.

MIRÉ y MIRÉ y aparté dos cosas: cinco sillas antíguas que os conté en de ancianas a niñas y un ropero.

Lo que mis amigos miraban era un armario-ropero marrón y soso con mucho polvo.

Lo que yo veía era un armario-ropero fuerte, con un tamaño apropiado para el dormitorio de los niños, de estilo clásico, que podía fácilmente ser blanco, forrado por dentro con un papel bonito, con otros tiradores,…mil posibilidades. “Nos lo quedamos!!”.

Os presento el ropero. Míralo e intenta verlo.

Trasformación armario ropero

Mis amigos confiaron en mí y me puse manos a la obra.

Tal y como me había parecido al principio, el ropero estaba en muy buen estado. No había carcoma ni partes rotas. Primer paso: desmontar puertas, quitar tiradores, cerraduras y bisagras. Posteriormente, lijar suavemente toda la superficie para un mejor agarre y aspecto final de la nueva pintura. Estos dos pasos son los más aburridos. Una vez que empiezas con la pintura y colocas de nuevo las bisagras y cerraduras (“todo encaja, menos mal”), va renaciendo un nuevo mueble y cada vez te motiva más ir dándole forma.

El color estaba claro desde el principio: blanco. Necesitó 2 capas de pintura para cubrir del todo el color marrón inicial. Por dentro sólo dí 1 porque sobre la marcha decidí forrar todo el interior de papel, excepto las puertas.

Sólo con la pintura blanca, ya parecía otro armario, podía haberlo dejado así y hubiese resultado perfecto, pero….Y siiiii….lo personalizamos??”.

Pues claro que sí. Con papel de pared forré todo el interior, incluido cajones

Personalmente me encanta utilizar papel de pared. Proporciona siempre un aspecto muy elegante y cuidado. No hay que tenerle miedo a su colocación. Mi consejo es utilizar cola vinílica y papeles con grosor para evitar arrugas…bueno, y un poquito de cuidado, claro. Existe un amplio abanico de tipos, estampados y precios de papel donde poder elegir. Estas pequeñas flores nos resultaron elegantes y con el toque justo de clásico para evitar que pasara de moda con el paso de los años.

Esto marchaba bien….”peeeero voy a darle mi toque final”. El armario estaba destinado a ser el ropero del dormitorio de los niños y quería que cada uno tuviese claro cual era su parte, su espacio. Los nombres de ambos niños empiezan por M…busqué la letra en madera, las forré de papeles distintos…y las coloqué en las llaves de las cerraduras.

Trasformación armario ropero

Listo!!. En un par de días apareció lo que yo VI al mirar aquel ropero marrón. Hoy es el ropero de los hijos de mis amigos, tal y como lo buscaban o mejor porque se hizo a su gusto, en función de sus necesidades y siempre bajo la aprobación de su hija mayor…

Trasformación armario ropero

Trasformación armario ropero

Trasformación armario ropero

Trasformación armario ropero

Si tienes algún mueble u objeto de decoración en casa y estás aburrido de tenerlo, ha quedado desfasado o sigue siendo necesario pero no se amolda a tu decoración o necesidades actuales…Párate….créeme,…acabarás diciendo “yo lo veo”.

Anuncios

2 comentarios en “Tú miras, yo veo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s