Trapicheando

De todo un poco

Dicen de mí que cuando me da por algo no paro….No sé si es una virtud o un defecto pero soy así.

Ya os he contado mis inicios en el mundo del trapicheo haciendo bolsos y más bolsos como para llenar una tienda. Desde entonces curioseo a menudo las múltiples opciones que existen para crear cosas con este material. Manejando sólo dos o tres puntos básicos de crochet puedes crear distintos complementos o accesorios.

Hoy os quiero mostrar ese “pasito más“, ese “y si…“, ese “eso no tiene na que hacer“.

Tenía en puertas el bautizo de la hija de mi amiga Nati. No sé vosotr@s, pero yo le suelo dar bastantes vueltas a la cabeza a la hora de hacer un regalo a una persona que es cercana a mí. Cada vez es más difícil acertar con algo porque se suele tener de todo y casi siempre se acaba con mucho de lo mismo. Estaba en pleno proceso de creación con trapillo así que me dediqué a buscar una variación.

Encontré un tutorial de una colcha…“no,…el trapillo pesa mucho y como colcha creo que quedaría demasiado rígida. Pero,…y si…la hago más pequeña…para una alfombra en su cuarto…Sí, me gusta y eso no tiene na que hacer”.

Ea, pues a empezar. Me decidí por colores pasteles pero sin centrarme en el típico rosa. El resultado? Aquí lo tenéis

Alfombra trapillo

En esta foto faltaba coserla del revés…hago la foto antes para recordar la combinación de colores que me parece más apropiada.

Ventajas?: haces un regalo original, exclusivo y que demuestra interés y cariño por la persona que lo recibe. Inconvenientes?: gusta tanto que aún tengo pendiente de hacer alguna (Susana, tranquila que llegará).

Llevaba tiempo con el trapillo y me encontré con que tenía una gran bolsa con restos de diferentes colores y me pareció perfecto para intentar un par de cosas.

Había visto unas cestas que quedaban preciosas por el cuerpo que proporciona el trapillo. La quería grande y hubiese necesitado varios ovillos pero “…y si uno los restos?”. Podía salir algo divertido verdad?. Pues sí, a partir de unos restos apareció una cesta grande y divertida donde hoy mi cuñada guarda sus labores en su salón para tenerlas a mano.

Cesta trapillo

Viendo escaparates me dí cuenta de que el trapillo se había convertido en algo muy habitual en nuestros estilismos. No sólo se podía tejer sino también se podía utilizar como base de complementos como pulseras o collares.

Se acercaba la Navidad y desde hace unos años suelo regalar cosas creadas por mí, regalo DIM (do it myself). Si el trapillo estaba de moda y los escaparates estaban llenos….“eso no tiene na que hacer”.

Existe una gran variedad de complementos que se pueden hacer con trapillo. Trenzados, mezclados con otros materiales,…yo me decidí por una versión sencilla pero que me pareció muy resultona. Es esta

Pulseras trapillo

Este post es sólo una muestra de todo el abanico de opciones que existen para hacer con trapillo,…o con lana…o hilo…o fibras,…Plantéate un paso más, un toque personal, un “y si,,,”, un “esto lo hago yo”, un “esto no tiene na que hacer”….curiosea y ve trapicheando.

Anuncios

Un comentario en “Trapicheando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s